Dificultad: 2,  Mariscos,  Moluscos,  Pastas,  Pescados

Espaguetis a la marinera

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas)
 
  • 320-400 g de espaguetis
  • Un pimiento verde de los finos
  • Medio pimiento rojo
  • Una cebolla no muy grande
  • 4-5 dientes de ajo
  • 200 g de almejas
  • 200 g de anillas de calamar
  • 200 g de mejillones
  • 100-150 g de langostinos
  • Unos 400 g de salsa de tomate casera
  • Una cucharada de harina para espesar la salsa (opcional)
  • Una copita de vino blanco
  • Una cayena o más si nos gusta un toque picante (opcional)
  • Media cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva picante (opcional) o normal
  • Sal
  • Agua para cocer los espaguetis

 

 

ELABORACIÓN:

 

     Como hemos comentado en muchas otras ocasiones, la pasta nos permite elaborar muchísimos tipos de platos, por ejemplo, con verduras, carnes, salsas, pescados, mariscos…

     La forma en la que os la presentamos hoy en nuestra cocina es una versión de un plato que el Sr. Comilón comió en un restaurante italiano en Bristol, Reino Unido: ‘espaguetis a la marinera’. La mezcla de sabores que aportan ciertos productos de mar a la salsa, y a la pasta en general, hacen de él un plato excepcional. ¿Le acompañamos a la cocina y nos ponemos manos a la obra?

     

Para 4 personas con unos 320-400 g de espaguetis normales es más que suficiente. Para saber cómo cocemos la pasta, sígueme en mi sección: Técnicas de cocina. Una vez cocidos, los reservamos con un chorrito de aceite de oliva para evitar que se apelmacen y peguen.

 

     A continuación, limpiaremos todos los moluscos, marisco o pescado que vayamos a añadir en la elaboración de este plato. En nuestro caso, 200 g de almejas con su cáscara, 200 g de anillas de calamar, 200 g de mejillones, también con su cáscara, y entre 100 y 150 g de langostinos, gambas o ambos (lo que prefiramos). Podemos comprar todo ello por separado o en una bandeja preparada, limpia y lista para usar, pero por muy limpio que esté, siempre puede soltar algo de tierra de mar al guiso, por ello os recomendamos que sigáis los siguientes pasos: (una vez limpio, reservamos).

 

 

¿Cómo quitamos la tierra de las almejas? Pasa por mi sección: Técnicas de cocina.

 

     Una vez limpias, las ponemos en una cazuela con media copita de vino blanco y las cocinamos a fuego medio-alto hasta que se abran. Aquellas que no lo hayan hecho después del cocinado, las desecharemos. Escurrimos y reservamos, por un lado el caldo o jugo de la cocción, y por otro las almejas con su concha.

 

Para saber cómo limpiamos los mejillones, pasa por mi sección: Técnicas de cocina.

 

     Una vez limpios, los ponemos en una cazuela con media copita de vino blanco y los cocinamos a fuego medio-alto hasta que se abran. Aquellos que no lo hayan hecho después del cocinado, los desecharemos. Escurrimos y reservamos, por un lado el caldo o jugo de la cocción, y por otro los mejillones con su concha.

 

Para saber cómo se limpian los calamares, pasa por mi sección: Técnicas de cocina.

 

    Una vez limpios los cortamos en anillas. Las podemos añadir enteras o cortadas en pequeños trozos. En nuestro caso hemos optado por la primera opción.

 

     En una sartén de gran tamaño ponemos un chorrito de aceite de oliva y calentamos a fuego medio. Si queremos dar a nuestro plato un toque fresco y potente, podemos utilizar aceite picante. En ella añadimos una cebolla no muy grande pelada y cortada en tiras finas y alargadas junto con 4 o 5 dientes de ajo cortados también en finas láminas, un pimiento verde de los finos despepitado y medio rojo ambos cortados en bastones o trozos grandes. Pochamos todo en la sartén removiendo de vez en cuando para evitar que se queme y, cuando veamos que más o menos lo tenemos, añadimos los 200 g de anillas de calamar que habíamos reservado. Removemos para que se vayan ablandando y dorando al mismo tiempo.

 

 

     A continuación, añadimos unos 400 g de salsa de tomate casera. Si en ese momento no disponemos de ella, podemos utilizar salsa de tomate natural triturado en conserva. Para saber cómo se hace esta salsa casera, pincha AQUÍ o en la imagen.

 

 

     Si queremos que la salsa quede un poco más espesa de lo normal, podemos añadir una cucharada de harina (opcional) y sofreírla antes de añadir el tomate, pero… ¡con cuidado!, porque podría espesar más de lo que nos gustaría. Lo que pretendemos es que espese ligeramente.

     Dejamos sofreír durante un par de minutos para que todos los sabores se integren debidamente y, a continuación, añadimos el caldo que habíamos reservado de la cocción de los mejillones y el de las almejas. Sazonamos con una cayena desmenuzada, una cucharadita de pimienta negra, al ser posible, recién molida, y sal. Seguimos removiendo y añadimos las almejas, los mejillones y los langostinos sin pelar. Dejamos a fuego medio unos 5 minutos aproximadamente y ya tenemos todo listo para montar nuestro plato.

 

 

     Ponemos los espaguetis en cada uno de los platos que vayamos a servir, los cubrimos de la salsa que hemos elaborado y… ¡listos para comer! ¡Seguro que repetís!

 

 

 

 
 
 

 

 

 

 
 
 
 
print
Si te ha gustado, ¡compártelo!

2 Comments

  • Miki

    Mi plato de pasta preferido!!! Probad a hacerlo, está riquísimo.

    • Sr. Comilón

      Hola Miki, muchísimas gracias de nuevo por tu aportación. Un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido