Aceites,  Dificultad: 1,  Receta

Aceite picante

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES:

 

    • Un litro de aceite de oliva virgen extra
    • Una guindilla de las grandes
    • 4 cayenas
    • Una cucharadita colmada de pimienta roja en grano
    • Una hoja de laurel

 

Material necesario:

 

  • Una botella de cristal o similar con un litro de capacidad
  • Un tapón

 

 

ELABORACIÓN:

 

     El aceite es una sustancia estructuralmente grasa, densa y de origen diverso imposible de disolver en agua, es decir, no es soluble en esta. Este término procede del árabe, “azzáyt”, históricamente asociado al aceite procedente de la aceituna, es decir, el zumo de la aceituna, su esencia. En la actualidad esto ha cambiado, ya que podemos encontrar multitud de tipos de aceite tanto comestibles como no, y de origen vegetal, animal o mineral, a parte del de oliva.

     Por lo general, en Gastronomía, es muy utilizado para dar consistencia y sabor a nuestros platos, aparte de ser el elemento necesario para realizar distintas técnicas de cocina como la fritura. ¿Te parece bien que hagamos un aceite picante para dar un poco de chispa a nuestras comidas?

     Para ello necesitamos una botella, o algo similar, de cristal, de un litro de capacidad y con tapón. También una guindilla de las grandes, 4 cayenas, una cucharadita colmada de pimienta roja en grano y una hoja de laurel. La guindilla grande y la hoja de laurel las lavamos, con cuidado de no romperlas, bajo el agua del grifo para eliminar cualquier rastro de tierra o polvo que puedan tener. Dejamos secar perfectamente para que, a la hora de introducirlo en el aceite, el agua del lavado, no altere la mezcla.

     Introducimos todos los ingredientes en la botella de cristal. Al menos una de las cayenas la machacamos con los dedos y la introducimos así en la botella. Lo mismo hacemos con unos pocos granos de la pimienta roja.

     Llenamos hasta arriba la botella con el aceite de oliva virgen extra, cerramos con un tapón, etiquetamos correctamente con la fecha y dejamos macerar, al menos, durante un mes.

     Se recomienda guardar la botella en un lugar oscuro y, que de vez en cuando, se agite para que los ingredientes que hemos echado se desplacen en el interior. Pasado este tiempo podemos usarla en nuestros platos preferidos para darles un toque de sabor picante extraordinario. Este aceite es ideal para echarlo en pastas, masas de pizzas y carnes. ¿Sencillo verdad?

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido