Menú de Cine: película

Amélie

© EL COPYRIGHT DE LAS IMÁGENES Y LOS VÍDEOS DE LA PELÍCULA PERTENECE A SUS
RESPECTIVOS AUTORES Y/O PRODUCTORAS / DISTRIBUIDORAS

 

 

FICHA TÉCNICA

 

Título original: Le fabuleux destin d’Amélie Poulain; «El fabuloso destino de Amélie Poulain» Amélie

Año: 2001

Duración: 120 minutos

País: Francia

Dirección: Jean-Pierre Jeunet

Guión: Guillaume Laurant, Jean-Pierre Jeunet

Música: Yann Tiersen

Reparto: Audrey Tautou, Mathieu Kassovitz, Rufus, Lorella Cravotta, Serge Merlin, Jamel Debbouze, Claire Maurier, Clotilde Mollet, Isabelle Nanty, Dominique Pinon, Artus de Penguern, Yolande Moreau, Urbain Cancelier, Maurice Benichou Productora: Claudie Ossard / UGC

Género: comedia, fantasía, romance

 

SINOPSIS

 

     Esta película me impactó sobremanera por la historia tan bonita que cuenta y cómo lo hace. Comienza con una voz masculina en off que narra la niñez de Amélie. De niña creció aislada del resto de los niños por decisión de su padre, médico de profesión, gracias a su equivocada creencia de que sufría problemas cardíacos. El apego que tenía hacia ella era tan pobre y poco afectivo que, cuando le hacía un chequeo médico en casa, el corazón de Amélie se disparaba simplemente por estar a su lado.

     Estaba equivocado, pues esta situación le llevaba a creer cosas que no eran reales. A este hecho se le sumaba el tenso ambiente que imperaba en su casa debido a la naturaleza inestable y nerviosa de su madre.

     La tristeza de Amélie se agravó aún más por la trágica muerte de esta, al caérsele encima una turista suicida que se lanzó al vacío desde lo alto de la catedral de Notre Dame, lo que agudizó las tendencias antisociales de su padre. Gracias a todo esto, Amélie desarrolla una imaginación increíble, prefiere soñar hasta alcanzar la edad necesaria para irse de casa.     Pasan los días, los meses y después los años hasta que cumple 23 y decide dejar su casa para instalarse en un pequeño apartamento en el barrio de Montmatre, el cual se costea trabajando como camarera del Café des 2 Moulins.

     Amélie no tiene novio. Lo intentó una o dos veces, pero los resultados la desanimaron. En su lugar, ha cultivado un gusto por los pequeños placeres. Meter la mano en un saco de granos… meter la cuchara en una crème brûlée… y lanzar piedras en el canal de Saint Martin.

VÍDEO EN ESPAÑOL DE LOS PEQUEÑOS PLACERES DE AMÉLIE

 

     El mismo día que se entera que Lady Di fallece en un gravísimo accidente de tráfico en París, por causas atribuidas al azahar, descubre que tras una pared del baño de su casa hay una pequeña y deteriorada caja metálica que contiene juguetes, cromos y fotografías que algún niño guardó muchos años atrás.

     Cuando la sostiene en sus manos le viene a la cabeza la idea de buscar a su dueño y entregársela. El día que lo consigue, tras la buena y alegre reacción de su dueño, se marca como propósito en su vida lograr que todas las personas que están a su alrededor sean felices. ¿Quieres saber más de la historia? ¡Pues no te la puedes perder! Aquí os dejamos el tráiler.

TRÁILER EN INGLÉS
 

     Para rendirle un pequeño homenaje, el Sr. Comilón ha elaborado una rica crème brûlée como la que le gusta a la mismísima Amélie. ¿Nos sigues a su cocina para ver cómo se hace?


NOTA:
en la traducción de la película al español, llaman a la crème brûlée como crema catalana. Aunque ambas son similares, se trata de dos cremas completamente distintas.

– ACCEDE  A LA RECETA DE CINE –
                    

 
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido