Aves y carnes,  Dificultad: 3,  Receta

Albóndigas en salsa

© El Platillo Comilón

 
 
 
INGREDIENTES: (para 4 personas)
  • 500 g de carne picada de cerdo
  • 4 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • Una ramita de perejil fresco
  • Pan rallado
  • Un pimiento verde mediano para freír
  • Media cebolla
  • Medio pimiento rojo
  • 3 zanahorias
  • 4 champiñones grandes laminados
  • 2 puñados de habas tiernas (opcional)
  • Medio vasito de vino blanco
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

ELABORACIÓN:

     La carne que se utiliza para hacer albóndigas en salsa puede ser muy variada: pollo, ternera, cordero… de lo que más os guste. En esta ocasión las vamos a hacer de cerdo. En un recipiente grande y hondo echamos 4 huevos, un diente de ajo picado en trocitos muy pequeños y una ramita de perejil fresco picada también en cachitos muy pequeños. Batimos con ayuda de un tenedor y, una vez mezclado todo, añadimos la carne. Salamos al gusto y mezclamos todo bien para que esta se empape con el huevo y quede jugosa. Si vemos que la mezcla resulta muy seca, añadimos un huevo más. Echamos pan rallado hasta que quede una masa uniforme y el huevo quede absorbido. Dejamos reposar en la nevera alrededor de 15 minutos en el mismo recipiente y tapado, para que la carne coja todo el gusto de la mezcla realizada. Una vez que hemos dejado reposar pasamos a la elaboración de las albóndigas. Para ello nos podemos ayudar con dos cucharas o simplemente con las manos.

     Cogemos la carne deseada, según el tamaño que queramos darle a la albóndiga, y le vamos dando forma esférica. Se pasa por pan rallado y se fríe en aceite de oliva muy caliente, con cuidado de que no se nos arrebaten ni se quemen. No las freiremos mucho porque la carne se queda seca y dura.  Una vez fritas, apartamos en un plato con papel de cocina absorbente eliminando así el exceso de grasa.

 

 

Salsa: en una cacerola honda, cortamos en trocitos pequeños media cebolla, un diente de ajo, un pimiento verde, medio pimiento rojo, 3 zanahorias y 4 champiñones laminados. Si no tenemos naturales en ese momento, podemos usar una lata de conserva. Podemos añadir, si nos gustan, dos puñados de habas tiernas o de conserva. Quedan buenísimas. Sofreímos con un chorrito de aceite de oliva, una vez pochado, echamos medio vasito de vino blanco, 2 vasitos de agua y sal. Añadimos las albóndigas y dejamos cocer todo junto unos 10-15 minutos y… ¡¡¡listo para servir!!!

 

 
 
 

 

 

 
 
 
 
Si te ha gustado, ¡compártelo!

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido