Dificultad: 2,  Postres y dulces

Turrón de chocolate blanco con pistachos y arándanos

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para una tableta de turrón)

  • 300 g de chocolate blanco para fundir
  • 100 g de pistachos al natural, pelados y ligeramente machacados
  • 75 g de arándanos deshidratados
  • 30 g de manteca de cerdo
  • 20 g de mantequilla

*Para su elaboración necesitaremos un molde de silicona, con la forma rectangular típica de la tableta de turrón, o bien podemos hacer uno de forma manual con un tetrabrik de leche. Para ello:

1.- Con ayuda de unas tijeras o un cuchillo fino y bien afilado cortamos por la mitad la parte trasera del tetrabrik de manera que quede arriba la parte del tapón. Si lo que queremos es conseguir de un envase 2 moldes, lo cortaremos por la mitad y listo.

2.- Forramos todo el interior con papel sulfurizado (papel apto para horno) para facilitar la extracción del turrón una vez que este haya endurecido. Evitaremos, en la medida de lo posible, hacer muchos pliegues que dejen señales en nuestra futura tableta de turrón y puedan afearla.

 

 

ELABORACIÓN:

     En Navidades son muchos los dulces que comemos, y como la variedad de todos ellos es tan grande… turrón de chocolate, turrón blando, de almendras, de coco, etc. Pero en esta ocasión os traemos uno un tanto especial, porque reúne el dulce de chocolate, el sabor distinguido de uno de los frutos secos más cotizados y el dulzor de un riquísimo fruto del bosque. La mezcla resultante es de un sabor explosivo. Sigamos al Sr. Comilón hasta la cocina para descubrir cómo hace este delicioso turrón de chocolate blanco con pistachos y arándanos.

    La base para elaborar este turrón son los 300 gramos de chocolate blanco para deshacer. Normalmente las tabletas de chocolate que se venden para fundir están perfectamente divididas en onzas de aproximadamente unos 10 gramos cada una de ellas.

   Ponemos un cazo de cocina a fuego medio-bajo con 30 gramos de manteca de cerdo y otros 20 de mantequilla. Removemos con una cuchara hasta fundir sin llegar a quemar.

 

 

   A continuación añadimos el chocolate blanco para fundir. Removemos sin parar para mezclar los ingredientes y, cuando esté todo perfectamente fundido e integrado, volcamos un poco de esa mezcla sobre la superficie del molde a utilizar. Extendemos una fina capa por toda ella con ayuda de una cuchara o lengua de cocina antes de que se enfríe.

     Al resto que queda en el cazo le añadimos 100 gramos de pistachos al natural, sin sal, bien pelados y ligeramente machacados, junto con 75 gramos de arándanos deshidratados. Removemos hasta que todos los ingredientes queden completamente cubiertos de chocolate hasta obtener una masa homogénea.

 

 

   A continuación volcamos el contenido sobre el molde, extendiéndolo uniformemente, incluidas las esquinas, y ejerciendo cierta presión para eliminar cualquier burbuja de aire que pueda haberse formado.

 

 

     Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después, al menos, durante 2 horas en el frigorífico hasta endurecer. Pasado ese tiempo ya podemos hacer buena cuenta de nuestro turrón de chocolate blanco. ¡No te lo puedes perder!

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido