Dificultad: 2,  Ensaladas,  Verduras y hortalizas

Ensalada caliente de coles de Bruselas con chips de ajo frito, taquitos de beicon y queso fresco

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas) 

  • Un kilo de coles de Bruselas
  • 3-4 dientes de ajo
  • 200 g de taquitos de beicon
  • 2 unidades de queso fresco (aproximadamente 125 g)
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

ELABORACIÓN:

     Las coles de Bruselas, conocidas también como repollos de Bruselas o repollitos, reciben su nombre debido a su origen, ya que fue en el siglo XVIII cuando se iniciaron a cultivar en Bélgica. De ahí, se extendieron al resto del mundo, pudiéndolas disfrutar hoy día en nuestras mesas. Su tamaño medio oscila entre los 2,5 y 4 centímetros de diámetro, asemejándose así a pequeñas réplicas de las coles normales.

     Actualmente las podemos encontrar en el mercado en cualquier época del año, aunque su mejor momento se da en los meses de otoño e invierno. Una vez compradas las podemos conservar en el frigorífico, sin mojar y dentro de una bolsa de plástico perforada, aproximadamente durante una semana. Si tenemos mucha cantidad y no las vamos a consumir inmediatamente, las limpiaremos adecuadamente, escaldamos en agua hirviendo unos 5 minutos, las escurrimos y congelamos enteras. De esta manera nos durarán varios meses.

 

 

     Son ricas en vitamina A y C, además de ácido fólico, potasio, yodo, fósforo, calcio, magnesio y fibra. El contenido de esta última es muy elevado, favoreciendo durante la ingesta la sensación de saciedad y el aumento del tránsito intestinal.

 

 

     Son muchos los platos que podemos elaborar con ellas a pesar de su intenso sabor, con un ligero y marcado toque amargo. En nuestro caso hemos elaborado un plato muy sencillo y sano que es todo un descubrimiento. ¿Seguimos al Sr. Comilón a la cocina para ver cómo las prepara?

     Para 4 personas prepararemos un kilo de coles de Bruselas; retiraremos aquellas hojas que tengan mal aspecto y las lavaremos bajo el agua del grifo para eliminar cualquier resto de tierra, polvo o insectos que puedan tener. Eso sí, para elaborar nuestra ensalada caliente, os recomendamos dejarlas cerradas, tal cual nos las venden, y cocerlas al vapor. De esa manera quedarán mucho más jugosas, conservando así todos sus nutrientes, vitaminas y minerales sin alterar su sabor, aroma y textura.

     En la olla de una vaporera normal, ponemos unos 4 dedos de agua y en la cesta superior colocamos las coles. Si vemos que es poco agua, añadimos más, pero siempre con cuidado de que esta, una vez que rompa a cocer, no toque la cesta donde se encuentran las coles. Tapamos y ponemos a fuego medio-alto. Desde que el agua empieza a cocer y a soltar vapor, contaremos unos 10-12 minutos aproximadamente. Claro está que esto, también dependerá del tamaño que tengan. Una vez cocidas, las sacamos y dejamos escurrir.

     En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos 3 o 4 dientes de ajo cortados en láminas muy finas. Cuando estén bien dorados, añadimos las coles enteras o partidas por la mitad, según gustos, sofreímos y añadimos unos 200 gramos de taquitos de beicon. Removemos y dejamos que se sofría todo, salamos al gusto y listo. Para servir cortamos unos tacos de queso fresco y… ¡a comer!

NOTA: si no nos gusta el queso fresco, podemos sustituirlo por otro. El toque que le da es delicioso.

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido