Dificultad: 2,  Patatas,  Tortillas

Pastel de tortilla de patata cubierto de beicon crujiente

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas) 

  • 700-800 g de patatas
  • 6 huevos
  • Una cebolla mediana
  • Medio puerro
  • Unas 20 lonchas de beicon muy finas
  • Un puñado de queso rallado para hornear
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

 

ELABORACIÓN:

 

     Para poder hacer bien esta receta necesitamos un molde estrecho y alargado apto para horno.

 

 

     Aparte, cuando vayamos a nuestro mercado habitual, le pediremos al charcutero que nos dé unas 20-25 lonchas de beicon muy finas y anchas. Podemos comprar las que vienen en paquetes, pero suelen ser muy estrechitas y poca cantidad.

     Si vemos que la corteza exterior de la loncha es muy gruesa y dura, la retiraremos, pero si no, podemos dejar que se tueste en el horno. Lo que sí debemos retirar es cualquier trozo de ternilla que puedan tener, ya que al comer es muy molesto tener que estar retirándolas.

     En una sartén de gran tamaño ponemos unos 2-3 dedos de aceite de oliva y sofreímos una cebolla cortada en trozos finos y alargados y medio puerro bien troceado. Reservamos.

 

 

¿Cómo limpiamos un puerro? Sígueme en mi sección: Técnicas de cocina.
 

 

     En el mismo aceite, después de pelar, lavar, secar, cortar y salar las patatas como si fuéramos a hacer una tortilla, las freímos hasta que queden tiernas. A mi me gusta ir rompiéndolas con el tenedor con el que las voy dando la vuelta para que queden aun más tiernas y blanditas, como si se cociesen en el mismo aceite. Antes de que acaben de freírse añadimos la cebolla y el puerro que habíamos reservado. Mezclamos para integrar bien todos los ingredientes y, una vez cocinada la patata, sacamos a un escurridor para que se desprenda de todo el aceite de la fritura. Reservamos.

     Con las lonchas de beicon, poniendo una al ladro de la otra y en el mismo sentido, forraremos el molde de horno. Como no son demasiado largas para cubrir por completo la base del mismo, utilizaremos 2 dejándolas algo solapadas en la base. Lo que sobre de cada una de las lonchas lo dejamos colgando por fuera para cubrir al final el relleno. Lo que debemos intentar es que no quede nada del molde sin cubrir de beicon.

 

 

     En una fuente grande de cocina batimos 6 huevos y añadimos las patatas fritas junto con la cebolla y el puerro que habíamos reservado. Añadimos un puñado de queso rallado para hornear y removemos hasta que quede todo bien mezclado. Podemos usar el queso que más nos guste: mozzarella, queso azul, parmesano, etc.; sea el que sea le dará un toque de sabor muy especial. Volcamos el contenido sobre el molde de horno recubierto con las lonchas de beicon y, con la parte sobrante de estas, solapándolas, cubrimos todo bien como si de un regalo se tratara.

 

 

     Metemos en el horno, precalentado a 180°C durante 30-40 minutos con calor arriba y abajo, y pasado este tiempo, lo subimos a unos 200°C para darle el último toque de calor para que el beicon quede crujiente. Sacamos el recipiente del horno con mucho cuidado de no quemarnos y lo desmoldamos en un plato alargado y liso, o en una fuente de cocina plana en el que quepa sin problemas.

 

 

     Para servir lo cortaremos en lonchas de unos 2 centímetros de grosor con ayuda de un cuchillo grande y largo que corte muy bien. ¡Y listo para comer! Lo podemos acompañar con una rica ensalada de tomate. ¡Seguro que lo hacéis más de una vez!

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido