Aves y carnes,  Dificultad: 3,  Pastas,  Receta

Fideuá de pollo con verduras

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas)

    • 2 contramuslos de pollo limpios y troceados. Podemos sustituirlo por varios filetes finos de pechuga de pollo en tiras o, incluso, por una pechuga entera troceada.
    • Pimienta negra molida
    • Un pimiento rojo
    • 2 pimientos verdes de los finos
    • Un puerro pequeño
    • Una cebolla grande
    • 6 champiñones grandes cortados en finas láminas o en cuartos (podemos sustituirlos por un bote de conservas de champiñón).
    • Un bote pequeño de guisantes (opcional)
    • 3 dientes de ajo
    • 2 tomates medianos maduros pelados y troceados
    • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
    • Un bote o bote y medio de cerveza rubia
    • 2 vasos de Agua
    • Una ramita de perejil fresco o, en su defecto,una cucharadita de perejil molido
    • Una cucharadita rasa de colorante
    • Una taza pequeña de fideuá por persona
    • Aceite de oliva
    • Sal

 

ELABORACIÓN:

     La Fideuá (en valenciano fideuà, pronunciación valenciana de la palabra “fideuada”, cuyo significado literal es “conjunto de fideos”)  es el plato, por excelencia, de la gastronomía de la ciudad de Gandía, Comunidad Valenciana, España. Está elaborado a base de fideos, productos frescos del mar, como son las gambas, sepia, calamar, galeras, mejillones, cigalas, etc. y un buen caldo de pescado de rape o pescado de roca.

     ¿Cuál es su origen? La historia cuenta que surgió por primera vez en una pequeña embarcación de Gandía dedicada a la pesca costera, conocida como “la Santa Isabel”. La historia que se cuenta en esta ciudad dice así: <<Gabriel Rodríguez Pastor, (“Gabrielo” el del quiosco del Grau de Gandía), era cocinero de embarcación y Juan Bautista Pascual (“Zábalo”), era el pequeño de la barca y ayudante de aquél. Según la familia de Gabrielo, el patrón era muy aficionado al arroz y muy comilón, por lo que al resto de marineros casi nunca les llegaba su ración de arroz a banda, el plato que normalmente preparaba. Tratando de buscar una solución al problema, el cocinero pensó en cambiar el arroz por los fideos para ver si al patrón le resultaba menos apetitoso. El invento no solo no lo disgustó, sino que le gustó aún más. Tal fue la fama que tuvo, que la receta se extendió por los restaurantes del puerto consagrándose así como el plato más característico e imprescindible de la gastronomía de Gandía.>>

     Anualmente se celebra en esta localidad un concurso internacional de Fideuá, en el cual los cocineros pueden presentar la receta auténtica o incluso aquellas variantes surgidas de la misma. En la actualidad este plato se ha extendido por toda España y no es raro verlo acompañado de salsa alioli. La mezcla es impresionante. Y, al igual que ocurre con las paellas, aparecen ya recetas de Fideuá con verduras, carnes, con fideos gordos, finos, etc… Para gustos colores.

     Hoy, desde la cocina de El Platillo Comilón, vamos a elaborar una rica variante de este plato: Fideuá de pollo con verduras. ¿Nos acompañas?

     Lo primero que vamos a hacer es preparar el pollo. Si utilizamos contramuslos, los cortaremos en trozos no muy grandes y les quitamos cualquier tipo de suciedad o impurezas como restos de sangre, piel y grasa que puedan tener. Si lo que tenemos son filetes finos de pechuga o, incluso, pechugas enteras sin filetear, las limpiamos de restos igualmente y las hacemos tiras o tacos, como más nos guste. Lavamos el pollo bajo el agua del grifo y lo dejamos escurrir. Salpimentamos y reservamos.

     Lavamos bien un pimiento rojo y 2 verdes de los finos. Les quitamos el rabo y las pepitas y los cortamos en trozos pequeños. Hacemos lo mismo con la cebolla, un puerro y un ajo. En una cacerola o sartén de gran tamaño ponemos un dedo de aceite de oliva y sofreímos todo junto.

 

¿Cómo limpiamos un puerro? Sígueme en mi sección: Técnicas de cocina.

 
 

     Mientras, limpiamos los champiñones. Les quitamos los restos de tierra y, una vez limpios, los troceamos en finas láminas o en cuartos y los añadimos a la cacerola junto con el resto. Si en ese momento no disponemos de chasmpiñones naturales, podemos usar enlatados.

 

Para saber cómo se limpian las setas, pasa por mi sección: Técnicas de cocina.

 
 

     Abrimos un bote de guisantes,  escurrimos el líquido que tiene y lo añadimos también (opcional). Una vez rehogado añadimos el pollo y dejamos que se sofría todo junto. Una vez sofrito todo abrimos un bote de cerveza y lo echamos en la sartén.

     Añadimos agua hasta cubrir,  una cucharadita de colorante y sal al gusto. Dejamos a fuego medio.

     Cuando empiece a cocer echamos el fideuá, 4 tazas en total, aproximadamente una por persona, removiendo a menudo para evitar que se nos pegue. Dejaremos cocer según el tiempo que nos establece el envase de la pasta (alrededor de 9 minutos para que quede al dente). Si nos gusta blandito  lo dejaremos más tiempo. Esto dependerá del gusto de cada uno.

     En un mortero echamos 2 ajos pelados y picamos una ramita de perejil fresco (lo podemos sustituir por una cucharadita de perejil molido). Lo machacamos y lo llenamos de cerveza. Lo añadimos a la cacerola 5 minutos antes de que acabe la cocción de la pasta,  removiendo para mezclarlo bien con el resto.

     Una vez apagado el fuego, dejamos reposar unos 5 minutos. Para ello tapamos la cacerola con su propia tapa o con un trapo de cocina limpio. Si lo acompañas con salsa alioli  te sorprenderás!!!!

 
 
 
 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido