Sin categoría

¿Cómo infusionamos la leche?

© El Platillo Comilón

 

     Hacer un buen infusionado de la leche nos permitirá dar un toque muy especial a ciertas elaboraciones dulces. Es muy sencillo pero de ello depende el resultado final de las recetas donde lo empleemos.

     Según la cantidad de leche que queramos infusionar añadiremos más o menos ingredientes para conseguirlo:

  • 1 litro o litro y medio de leche entera o semidesnatada
  • Un trozo grande de canela en rama
  • Una cucharadita rasa de canela molida
  • Un trozo de la piel de un limón
  • Un trozo de la piel de una naranja
  • Media vaina de vainilla o 2-3 cucharaditas de esencia líquida
  • 3 cucharadas de azúcar

     Ponemos todo en una cacerola a fuego medio, removemos bien para que la canela y el azúcar se disuelvan y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer, al menos, entre 5 y 10 minutos. Retiramos del fuego y tapamos. El calor residual hará que los ingredientes añadidos la impregnen de un sabor y aroma espectaculares. Una vez templada o fría ya la tenemos lista para usar en la receta que queramos.

     Pincha en los siguientes ejemplos donde podemos usar la leche infusionada:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido