Dificultad: 3,  Pescados

Brandada de bacalao

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas)

  • 400 gr de bacalao desalado
  • 250-300 ml de aceite de oliva de 0,4 a 1 grado de acidez
  • Leche
  • Una cucharadita de nuez moscada molida
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil fresco o cebollino (según gustos)
  • Sal

*Para servir:

  • Varias rebanadas de pan tostadas al horno

 

ELABORACIÓN:

     La dificultad de esta receta radica en la técnica de desalado del bacalao, por lo demás es muy sencilla.

 

 

¿Cómo desalamos el bacalao? Pasa por mi sección: Técnicas de cocina.

 

     Una vez desalado lo dejamos escurrir, secamos bien con papel de cocina y lo troceamos. Reservamos. Ponemos a calentar a fuego medio unos 250 mililitros de aceite de oliva, de entre 0,4 y 1 grado de acidez, en una cacerola honda y de tamaño mediano y, cuando esté caliente, doramos 2 dientes de ajo pelados y cortados en finas láminas. Reservamos.

     En el mismo aceite añadimos el bacalao y cocinamos durante 5 minutos aproximadamente, no más para evitar que endurezca. No pretendemos freírlo, todo lo contrario, debemos cocinar a fuego lento favoreciendo la extracción de sus jugos. Poco a poco podremos ver como el aceite va espesando y aclarando su color. Retiramos del fuego y lo tapamos durante unos minutos para acabar de cocinar con el calor residual. Retiramos a un mortero u otro recipiente de tamaño medio, reservando el aceite del cocinado, y lo machacamos levemente. Debe estar limpio de espinas y pieles.

     Ponemos una cacerola a fuego mínimo con 2 cucharadas del aceite que hemos reservado, añadimos el bacalao y removemos bien hasta que quede integrado. De la misma manera añadimos 2 cucharadas de leche a temperatura ambiente e integramos. Así hasta alcanzar la consistencia y cremosidad deseada. Por último añadimos un toque de sabor gracias a la adicción de una cucharadita de nuez moscada molida y a la sal. Mezclamos bien y lo pasamos al recipiente donde lo vayamos a servir. Por encima ponemos las láminas de ajo tostado que habíamos reservado y 2 ramitas de perejil fresco muy picadas o de cebollino. El sabor final es espectacular.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido