Menú de Cine: película

Todo sobre mi madre

 © EL COPYRIGHT DE LAS IMÁGENES Y LOS VÍDEOS DE LA PELÍCULA PERTENECE  A SUS

RESPECTIVOS AUTORES Y/O PRODUCTORAS / DISTRIBUIDORAS

 

FICHA TÉCNICA

Título original: Todo sobre mi madre

Año: 1999

Duración: 105 minutos

País: España

Dirección: Pedro Almodóvar

Guion: Pedro Almodóvar

Fotografía: Alfonso Beato

Música: Alberto Iglesias

Reparto: Cecilia Roth, Marisa Paredes, Penélope Cruz, Candela Peña, Antonia San Juan, Rosa María Sardá, Fernando Fernán Gómez, Fernando Guillén, Toni Cantó, Eloy Azorín, Carlos Lozano, Cayetana Guillén Cuervo.

Productora: Coproducción España-Francia; El Deseo / Renn Productions / France 2 Cinema

Género: Drama

 

SINOPSIS

     Como muchas otras películas de Pedro Almodóvar esta también está protagonizada por mujeres, pero con una gran diferencia entre ellas y es que, “Todo sobre mi madre”, conquistó a miles de espectadores del mundo entero, ganó muchísimos premios, entre los que cabe destacar el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, y puso imagen a sentimientos humanos como la soledad y la crueldad de la vida en sí misma.

 ©El Deseo
Reparto de Todo sobre mi madre junto a su director, Pedro Almodóvar

 

     Su protagonista principal, Manuela (Cecilia Roth) es una enfermera argentina que vive en Madrid con su hijo Esteban (Eloy Azorín). La misma noche en la que su hijo cumple años, además de prometer contarle la verdad sobre su padre al llegar a casa, le invita a ver la obra de teatro “Un tranvía llamado deseo” interpretado por Huma (Marisa Paredes). Al acabar, tras esperar bajo la intensa lluvia a que esta saliera para pedirle un autógrafo, corre desesperado tras el taxi que la recoge y, al doblar la esquina de la calle, sufre un trágico atropello y la muerte se lo arrebata. Su vida, de repente, se ve destrozada, perdida, herida de muerte sentimentalmente hablando.

 ©El Deseo
Manuela y su hijo Esteban

 

     Esa misma noche, mientras esperaba en el hospital a que sus propios compañeros de profesión le dieran la trágica noticia, leyó las últimas líneas que su hijo escribió en un block de notas del que nunca se separaba: “Esta mañana busqué en la habitación de mi madre hasta encontrar un fajo de fotos. A toda les faltaba la mitad. Mi padre, supongo. Tengo la impresión de que a mi vida le falta ese mismo trozo. Quiero conocerle, no me importa quién sea, ni cómo se haya portado con mamá. Nadie puede quitarme ese derecho…”

     Afligida, depresiva y sola, decide partir un tiempo a Barcelona en busca del padre de su hijo para contarle lo que ha pasado y que tuvo un hijo, pues ni siquiera lo sabía.

     Aquí se reúne con su añorada amiga Agrado (Antonia San Juan), una prostituta trans a la que la vida le ha forzado a moldearse a sí misma, como bien dice en un pequeño monólogo en un teatro de Barcelona, donde Huma, continuando con su gira, interpreta la misma obra que le llevó como espectador a Esteban:

AGRADO: “Por causas ajenas a su voluntad, dos de las actrices que diariamente triunfan sobre este escenario hoy no pueden estar aquí, pobrecillas. Así que se suspende la función. A los que quieran se les devolverá el dinero de la entrada pero a los que no tengan nada mejor que hacer y pa una vez que venís al teatro, es una pena que os vayáis. Si os quedáis, yo prometo entreteneros contando la historia de mi vida.

     Adiós, lo siento, eh (a los que se marchan).

     Si les aburro hagan como que roncan – así: Grrrrr – yo me cosco enseguida y para nada herís mi sensibilidad (eh, de verdad!) Me llaman la Agrado, porque toda mi vida sólo he pretendido hacerle la vida agradable a los demás. Además de agradable, soy muy auténtica. Miren qué cuerpo, todo hecho a medida: rasgado de ojos 80.000; nariz 200, tiradas a la basura porque un año después me la pusieron así de otro palizón… Ya sé que me da mucha personalidad, pero si llego a saberlo no me la toco. Tetas, 2, porque no soy ningún monstruo, 70 cada una pero estas las tengo ya superamortizás. Silicona en labios, frente, pómulos, caderas y culo. El litro cuesta unas 100.000, así que echar las cuentas porque yo, ya las he perdio… Limadura de mandíbula 75.000; depilación definitiva en láser, porque la mujer también viene del mono, bueno, tanto o más que el hombre! 60.000 por sesión. Depende de lo barbuda que una sea, lo normal es de 2 a 4 sesiones, pero si eres folclórica, necesitas más claro… bueno, lo que les estaba diciendo, que cuesta mucho ser auténtica, señora, y en estas cosas no hay que ser rácana, porque una es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma.”

 

 

©El Deseo
Monólogo de la Agrado

 

     Durante su estancia en esta ciudad suceden un sinfín de encuentros y desencuentros con personas, la mayoría de ellas mujeres, unos felices y otros muy, pero que muy tristes que moldearán su vida. Os recomendamos encarecidamente que la veáis.

 ©El Deseo
TRÁILER EN ESPAÑOL

     Esta película, como tal, no toca el tema de la cocina, pero sí hace un pequeño guiño cuando una mañana Manuela le prepara a Agrado el desayuno. Esta, encantada por el detalle le dice:

AGRADO: Desde que te fuiste no he vuelto a comer como Dios manda, bueno también porque al ser modelo tengo que cuidarme, lo malo de esta profesión. ¡Qué tienes que estar mona por cojones, y siempre al loro de los últimos avances en cirugía y cosmética.

     En la mayoría de las películas de Almodóvar aparece un pequeño guiño a recetas de toda la vida como las rosquillas, torrijas, albóndigas de carne, gazpacho, flan de huevo… En este caso lo hace con una rica ensalada mediterránea y provoleta, un plato muy simple con un intensísimo sabor a queso como protagonista indiscutible. El término provoleta hace referencia a un queso derivado del provolone, de origen italiano, pero que, por circunstancias variopintas que contaremos en otro momento, acabó aterrizando en Argentina.

 ©El Deseo
Manuela preparando una ensalada y provoleta para la Agrado

 

     Pues bien, aprovechando esto, el Sr. Comilón ha elaborado un rico plato de provoleta. ¿Le acompañamos a la cocina para disfrutarlo?

 

– ACCEDE  A LA RECETA DE CINE –

 
 
 
 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido