Dificultad: 3,  Receta,  Verduras y hortalizas

Alcachofas rellenas de salmón ahumado con salsa de queso de cabrales

© El Platillo Comilón

 

INGREDIENTES: (para 4 personas)

    • 12 alcachofas (3 por persona)
    • Un limón (para que las alcachofas no se pongan negras)
    • Agua
    • Una cebolla
    • 2 tetrabriks de los pequeños de nata para cocinar (400 ml)
    • Un trozo de queso de cabrales (50 gr)
    • Un paquete de 3-4 filetes de salmón ahumado (100 gr aprox.)
    • Una bolsa de queso rallado para gratinar
    • Aceite de oliva
    • Sal

 

ELABORACIÓN:

 

¿Cómo pelamos las alcachofas para cocerlas y prepararlas para utilizar en cualquier receta? ¿Cómo evitamos que se pongan negras? Pásate por mi sección : Técnicas de cocina.

 

     Para rellenar las alcachofas las dejamos enteras. Una vez cocidas dejamos escurrir toda el agua que han absorbido.

     Una vez escurridas, con ayuda de un cuchillo fino y afilado ahuecamos la parte central superior para hacer hueco al relleno. Las reservamos en una fuente de cocina apta para horno.

     En una sartén con un chorrito de aceite de oliva echamos una cebolla picada en trozos pequeños. Una vez pochada echamos 2 tetrabriks pequeños de nata líquida de unos 200 ml aproximadamente por cada uno de ellos, un trozo de queso de cabrales (50 gr aproximadamente), o el que más nos guste, al ser posible de sabor intenso, y hacemos que se deshaga con el calor mezclándolo bien con la nata. Cuanto mayor sea la cantidad de queso que echemos, más intenso será el sabor de la salsa.

     Lo ponemos a fuego lento hasta llevarlo a ebullición, momento en el que echamos filete o filete y medio de salmón ahumado troceado. Podemos comprar un paquete de 3-4 filetes de salmón ahumado envasado al vacío que son unos 100 gr aproximadamente. Mezclamos bien, dejamos que espese y lo retiramos del fuego. Con ayuda de una cucharita rellenamos una a una las alcachofas. Una vez listas las echamos en su parte superior queso rallado para gratinar del que más nos guste. Lo metemos al horno a 180ºC, previamente precalentado, y dejamos que se gratine, momento en que las sacamos. Cortamos unas tiritas finas y alargadas de salmón ahumado, las enrollamos a modo de espiral y las ponemos en su parte superior a modo de flor para adornar y listas para degustar.

 
 
 
 

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *